Cocina Metabolica: come para quemar grasa

¿Te gusta comer rico? Y a quién no.

Cocina MetabolicaTal vez pienses que comer rico está reñido con comer sanamente, y has descartado que una dieta nutritiva pudiera incluir platillos deliciosos. Sin embargo, no es así. Hay una nueva tendencia gastronómica llamada Cocina Metabolica, que no sólo te guía en la confección de deliciosos platillos: también te enseña a comer de manera que quemes las grasas con mayor rapidez y efectividad.

Sí, como leíste: te vamos a enseñar a comer quemando las grasas. La Cocina Metabolica ha llegado para revolucionar tu manera de bajar de peso… Y a tu metabolismo.

La Cocina Metabolica: Acelerarte para Adelgazar

¿Cómo funciona esta nueva tendencia gastronómica? En realidad no hay nada nuevo en ella, pues funciona con el principio que ha guiado desde siempre todo esfuerzo para bajar de peso: estimular el metabolismo.

Todo problema de obesidad o sobrepeso, todo problema nutricional, se relaciona con un metabolismo lento o desequilibrado, que ha perdido eficiencia en la conversión de la comida en energía.

Cocina MetabolicaComemos por dos razones: para obtener componente para el mantenimiento de los tejidos y órganos de nuestro cuerpo, y para conseguir energía para todas las actividades de nuestro organismo. El encargado de la conversión de las proteínas en componentes celulares y de las grasas y azúcares en energía es el metabolismo.

El metabolismo es un conjunto de procesos: si alguno de ellos se dificulta o no se lleva cabo (como la quema de grasas), hay una repercusión negativa en el cuerpo, que puede ir desde la obesidad hasta graves enfermedades como la hipertensión.

La Cocina Metabolica propone una estrategia diferente para mejorar tu nutrición: preparar y consumir los alimentos de manera que favorezcan los procesos del metabolismo y con ello mejores tu salud.

La idea de la que parte la Cocina Metabolica es la de acelerar tu metabolismo para evitar que absorba grasas innecesarias.

Más nutrientes, menos grasas

Cuando comemos sin un equilibrio ni una estrategia, caemos en un grave riesgo: el de acumular grasas en nuestros organismo.

Grasas que se almacenan y abultan tu vientre, tus caderas, tus muslos, tus antebrazos… y que recubren, con grave riesgo de tu salud, las paredes interiores de tu arterias, lo que produce desde una elevación arterial hasta obstrucciones que pueden llevar a accidentes cardiovasculares y hasta paros cardiacos. Las grasas, además, alteran negativamente tu metabolismo: entorpecen tu digestión y provocan cuadros de fatiga y debilidad respiratoria.

Cocina MetabolicaLa Cocina Metabolica busca evitar que tu cuerpo almacene grasas de manera excesiva. Con ese fin, establece diferentes recomendaciones, estrategias y una dieta específica para optimizar su consumo; todo ello a lo largo de 15 días, a cuyo final verás los primeros resultados positivos.

El primer paso: la desintoxicación

Lo mejor para iniciar un programa de Cocina Metabolica con los mejores resultados es con una desintoxicación: hay que poner al organismo al punto para que saque el mejor provecho de este reinicio. ¿Cómo se realizar esta desintoxicación? Con una dieta de líquidos durante dos días.Para esta desintoxicación mediante líquidos no hay nada como los jugos de frutas diversas.

Un ejemplo: el jugo quema grasa de papaya, piña y naranjas.

Cómo prepararlo: coloca en tu licuadora una taza de papaya picada, una rebanada de piña, el jugo de tres naranjas y dos hojas de espinaca. Agrega agua si quieres un resultado menos espeso. Lo puedes beber las veces que quieras durante los dos días que dura la desintoxicación.

Cómo funciona: al limitar tu consumo de grasas, y dar a tu cuerpo sólo azúcares complejos y proteínas, tu cuerpo acelera la quema de la grasa de tu tejido adiposo, en lugar de producir más grasa con los lípidos y los azúcares que consumes. De este modo, tu metabolismo reactiva la eliminación de la grasa corporal.

Te recomendamos que lleves a cabo esta desintoxicación en momentos de baja actividad física.

Segundo paso: Incorpora especias

El paso siguiente en la Cocina Metabolica para quemar grasa, es iniciar una dieta libre de grasas y azúcares sencillos, evitando el consumo de carne, lácteos, leche entera, pastelería industrial, alimentos enlatados o industrializados, y azúcar y sal. Frutas, verduras, pescados y yogur deben ser la norma en tu alimentación de aquí en adelante, en los siguientes trece días de tu programa… y para siempre si quieres una vida realmente sana.

Cocina MetabolicaEsto nos devuelve al principio de este ebook: ¿Cómo disfrutar del árido sabor de las verduras y del pescado si has vivido toda tu vida acostumbrado al sabor de la grasa y del azúcar? Eso tiene una respuesta sencilla y deliciosa: acostúmbrate a usar especias.

Sí, para comer sana y deliciosamente no hay como unir los sabores de los alimentos que puedes y debes consumir, y añadir el toque de las especias para potenciar el gusto de comerlos.

Además, hay algunas especias que no sólo visten de manera soberbia a la comida: algunas de ellas te prestan un gran servicio como quemadoras de grasas. Aquí te damos algunos ejemplos de las que tienen esta capacidad para que no falten en tus platillos.

Pimienta Negra: Ese gusto picante de esta especia proviene de una sustancia llamada piperina, que además de ser una ayuda probada para evitar el cáncer de seno, es un alcaloide acelerador del metabolismo.

Ginseng Rojo: Es uno de los más efectivos suplementos para quemar grasa, y añade un gusto exótico en tu comida. Además de su efecto sobre la grasa, es un excelente vasodilatador (que nivela tu presión arterial) y tiene efectos maravillosos sobre la vida amorosa…

Mostaza: Uno de los más populares condimentos del mundo, si bien poco se sabe de sus beneficios como acelerador de la digestión. Además, es más versátil de lo que se cree, pues no sólo es indicado para las salchichas: se lleva de maravilla con ensaladas y pescados.

Tercer paso: confía en el agua

Sí, el agua. Para que tu metabolismo se desarrolle con toda la eficiencia que necesitas, es necesario que tomes entre dos y tres litros de agua al día. ¿La razón? Todos los procesos metabólicos requieren de agua: desde la circulación hasta respiración, pero sobre todo la quema de grasas. Sí, necesitas de agua para quemar grasas. Y entre más agua, más tejido adiposo consumido como energía.

Cuarto paso: come menos, pero más veces

Cocina MetabolicaAlgo vital para el buen resultado de un programa de Cocina Metabolica es reacondicionar tus rutinas, para facilitar la digestión de los alimentos y su aprovechamiento por parte de tu organismo. ¿Cómo conseguirlo? Entre menos alimento recibas, será digerido con mayor velocidad y eficiencia. Esto no quiere decir que debas matarte de hambre, sino que debes comer menos porciones más veces al día.

La Cocina Metabolica recomienda comer cada dos horas. He aquí un menú tipo para que te sirva como orientación en el tipo y la cantidad de alimentos.

Menú ejemplo de Cocina Metabolica:

8:00 am:  1 jugo de naranja.
10:00 am: 1 malteada de banana con leche light
12:00 pm: 1 pomelo
2:00 pm: 1 porción de pasta con una cucharada de aceite de oliva, algas y semillas de sésamo tostadas
4:00 pm: 1 ensalada de diente de león
6:00 pm: 1 taza de té verde
8:00 pm: 1 cucharada de frutos secos
10:00 pm: 1 cucharada de pasas de uva
Media hora antes de dormir: 1 manzana rallada

Adopta a la Cocina Metabolica

Si quieres una vida más sana, más plena, sin los problemas de la obesidad, la diabetes o las alergias, adopta a la Cocina Metabolica como tu estilo de vida de aquí en adelante. Tu cuerpo te lo va agradecer, y te sentirás más libre de preocupaciones y plena.

Speak Your Mind

*

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.